Relato en 5 líneas – Agosto

Hola hola queridos lectores.

Aquí vengo una semana más con el reto en 5 líneas de Adella Brac. Podéis ver mis relatos de meses anteriores en este Blog, en la categoría de “Relatos en 5 líneas”. Aquí tenéis el del mes de agosto, con las palabras verdad, editores y mantener.

En verdad, mantener la esencia de uno mismo en la obra que escribe puede resultar difícil cuando meten mano los editores. No se que sería de mí sin ellos, pero ese libro que lleva mi nombre no es el que yo escribí a solas en mi pequeño estudio demasiado caro para lo pequeño que era. Ese era mi sueño, publicar mi primera obra, pero no es mi obra, no es solo mía al menos, y ahora me reconcome la duda de si cedí demasiado, si me perdí a mi misma por mi sueño de publicar algo vendible.

Un saludo y ¡hasta la próxima entrada!

Relato en 5 líneas – Julio

Hola hola queridos lectores.

Aquí vengo una semana más con el reto en 5 líneas de Adella Brac. Podéis ver mis relatos de meses anteriores en este Blog, en la categoría de “Relatos en 5 líneas”. Aquí tenéis el del mes de julio, con las palabras bajando, parte y manos.

Nuestras manos estaban entrelazadas, no quería soltar a mi hermana. Bajando de aquel tren solo se sentía un barullo atronador, pero pronto la estación dejó un paisaje solitario, eliminando cualquier rastro del alboroto anterior.
No se cuanto tiempo pasó, puede que fuesen horas, o quizá no llegó a unos minutos cuando una señora regordeta apareció frente a nosotras. Parecía amable, y en parte era un alivio, quizá el orfanato no fuese tan horrible después de todo.

Un saludo y ¡hasta la próxima entrada!

Opositora Entre Nubes | Utensilios de estudios

Hola hola queridos lectores.

Hacía tiempo que no traía una entrada de las oposiciones, y aquí vengo con una que espero os sea útil. Todos usamos varias herramientas para estudiar dia a dia, y hoy he querido hablar un poco de esos utensilios y herramientas imprescindibles en mi estudio de las oposiciones.

Agenda
Yo no puedo vivir sin agenda, necesito apuntar las cosas en algún sitio, y más aún si estoy estudiando. De hecho tengo una agenda para cosas en general y una específica para las oposiciones. Este año me compré la que sacó Mr Wonderfull para opositores ya que en general cubría mucho mis necesidades.
En ella, cada semana, apunto en el calendario mensual lo que quiero hacer de forma general, por ejemplo el lunes me tocaría hacer un práctico y el martes programación. Luego voy a la vista semanal y pasó y amplio esa información, con datos más específicos (ejemplo: programación, contenidos y criterios).
Esta agenda viene también con una sección donde apuntar los temas y si los has leido, subrayado, elaborado…

Mr. Wonderful Planificador para Sobrevivir a Las opos-Lo voy a Conseguir,  Multicolor, 0: Amazon.es: Hogar
Mr. Wonderful Planificador para Sobrevivir a Las opos-Lo voy a Conseguir,  Multicolor, 0: Amazon.es: Hogar
Mr. Wonderful Planificador para Sobrevivir a Las opos-Lo voy a Conseguir,  Multicolor, 0: Amazon.es: Hogar

Plannings diarios y semanales
De esto ya hablé en otro post, pero ha ha ido algunos cambios asi que actualizo. Cuando planifico mi semana utilizo además unos plannings mensuales y diarios que elaboré yo misma. Al principio eran ambos diarios, y uno lo usaba para especificar más, pero me di cuenta que me venía mejor plasmar toda mi semana en uno, para tener una vista rápida de lo que tenía que hacer.
En este, que es el semanal, coloco las cosas que tengo que hacer a la semana (no pongo el trabajo de diario).

Y en este otro lo que me toca hacer un día específico, y que en caso de hacer cambios respecto al anterior, se verían reflejados aquí.

Subrayadores
Un imprescindible del estudio. Los que uso ahora son tonos pasteles. Cada uno se los organiza de una manera. Se que hay gente que usa cada color para una cosa, por ejemplo, azul para los títulos, amarillo para las leyes, verde para los autores. Yo no lo hago así. Simplemente dividí los temas por colores y uso cada tema con su color, pero no atienden a ninguna razón organizativa ni memorística.
También los utilizo para organizar mis tareas, y aquí cada una si que tiene un color: morado para las oposiciones (que a su vez se dividen en verde para temas, naranja para programación y azul para prácticos), naranja para trabajo, verde deporte, azul claro para el blog y proyectos en general, rosa para escritura, amarillo para tareas. Para cosas como ocio y la academia, uso rosa y azul respectivamente, pero uso rotuladores finos, no subrayadores, y si es algo muy importante utilizo el subrayador amarillo fluorescente.

Planner Punch Board We R Memory Keepers + discos de encuadernación
Una de las joyas de la corona en cuanto a mis adquisiciones de este curso. En la tienda online Mi tienda de arte tuve la suerte de cazar una oferta en la que venía la perforadora con todos los tipos de cabezales, ya que normalmente viene la básica (la de agujeros) y los otros cabezales van a parte, y la verdad que le he sacado bastante partido. A parte de la troqueladora como tal, vienen 5 cabezales azules que hacen agujeros redondos, 3 marrones y 3 rosas que hacen el agujero para insertos de disco, y tres (uno de cada color) para agujeros de espiral. Con esto me compré unos discos de encuadernación por aliexpress – también los tienen esta tienda, pero cuando los necesitaba estaban agotados – y así es como he encuadernado todos mis apuntes y lo bueno de esta encuadernación es que me permite sacar y meter hojas sin problemas y llevar a clase solo lo que necesito. Ademá me compré unas portadas por Amazon para llevarlos bien protegidos.

Archivadores y carpetas
Otro básico del estudio son los archivadores y carpetas. Uso uno viejo que tenía por casa para guardar los esquemas y las hojas que necesito para cada clase, y me compré una carpeta para guardar todo lo referente a la programación. Además, en mi tienda de arte me compré unas anillas y me hice yo misma un mini archivador para legislación y citas de autores.

Atril
Algo que venía necesitando cuando empecé con las oposiciones era un atril para mis folios. Yo soy de las que tiene mil papeles en la mesa, y poder tener una forma de color aquello que necesitaba de manera visible y a la vista del ojo se hizo imprescindible. No se de donde es el mío, ya que fue un regalo, pero tiene diferentes posiciones, por lo que da mucho margen de acción.

Post-its
De diferentes colores y tamaños, los uso principalmente para recordarme cosas. Los empecé usando más y los he dejado algo de lado, pero tenerlos a mano es una gran herramienta, sobre todo para cosas puntuales sobre los temas, o alguna duda de algún práctico o para organizarme los temas de la programación.

Tablet
Fue una gran compa en su momento y ahora que he vuelto a estudiar le he sacado aún más partido. Aunque para documentos grandes uso el ordenador, para el día a día la Tablet me ayuda muchísimo. L uso para buscar información, como complemento al ordenador, llevo mi registro de estudio en ella, e incluso me la estoy llevando a clase para tomar apuntes.

Canva
Quería terminar con una herramienta tecnológica, y una de las que más partido le saco es Canva. En ella, además de hacer mis plannings, hago los esquemas de los temas, las portadas, los cuadros y tablas para organizar los supuestos. Definitivamente es una herramienta muy útil.


Y esto es todo por hoy.
Un saludo, ¡y hasta la próxima entrada!

Relato en 5 líneas – Junio

Hola hola queridos lectores.

Aquí vengo una semana más con el reto en 5 líneas de Adella Brac. Podéis ver mis relatos de meses anteriores en este Blog, en la categoría de “Relatos en 5 líneas”. Aquí tenéis el del mes de junio, con las palabras Transformado, opción y resumir.

Es difícil resumir, pero os diré que Pedro y yo nos conocimos por medio de unos amigos, una clásica vía, y empezamos a quedar. Primer beso, primer te quiero, otras primeras veces que me guardo para mí, vivir juntos y la boda. Y a partir de ahí se amargó, y su amargura amargó mi vida. Se había transformado. No me quedó otra opción, o cambiaba o se acababa.
Y por eso estoy yo aquí, de año sabático contando mi vida a desconocidos y Pedro, bueno, Pedro creo que sigue amargado
.

Un saludo y ¡hasta la próxima entrada!

Eurovisión 2021

Hola hola queridos lectores.

Hace casi dos semanas llegaba la cita anual con el Festival de la Canción de Eurovisión, con un año de retraso, ya que la pandemia del Covid 19 obligó a cancelar el festival de 2020. Y aunque, como ya digo, hace más de una semana de ello, y todos los análisis sobre las canciones, actuaciones y demás están hechos y vistos, no quería quedarme sin dar mi opinión.
Por si alguien que me lee no lo sabe, aquí una breve explicación. Eurovisión es un concurso televisivo de carácter anual, en el que participan intérpretes representantes de las televisiones cuyos países son miembros de la Unión Europea de Radiodifusión. Empezó en 1956 y el único año que no se ha celebrado fue el pasado 2020. Actualmente, los países que se presenten tienen que enfrentarse a una semifinal para ganarse su puesto en la final, salvo los pertenecientes al Big Five (Italia, Francia, España, Reino Unido y Alemania), que pasan directamente a la final. El país ganador tiene que acoger el festival al año siguiente.

El caso es que, aunque tenga muchos detractores, Eurovisión mueve a muchísima gente, teniendo su propio fandom, los llamados Eurofans, que realmente pasan medio año – si no es más- pendiente de ello (entre las candidaturas, las semifinales, ensayos, final…). Pero no son los únicos que se plantan frente al televisor a verlo, y es que, aunque no sepan tanto de ello, muchas personas si que les gusta verlo. Yo no me considero una eurofan, pero si que he visto la mayoría de las ediciones desde que tengo memoria -especialmente desde 2002, cuando España llevó a Rosa y su Europe’s living a celebration- y en los últimos 10 años se ha convertido en una tradición para mi. Y ahora que el voto profesional y el voto del público se dan por separado, ha ganado una emoción especial. Los últimos minutos de este año no habrían sido iguales de no haber sido así.

Resultados finales eurovisión 2021

Como ya digo, yo no estoy tan pendiente de lo que engloba Eurovisión como otra gente, que prácticamente sabe cada detallito, no suelo ver las semifinales y casi nunca conozco más de dos o tres canciones antes de la final (contando la española). Por tanto la opinión de esta entrada no es una de las tantas de Eurofans que saben mucho más que yo del tema, en la que dan datos muy detallados, simplemente la de alguien que lo ve todos los años y éste quería dar su opinión.
Y es que para ser uno de los años que más desconectada he estado del tema, ha sido uno de los que más me ha gustado. Por no conocer, no conocía ni la canción española. Llegué a la final sin saber con que iba a llegar cada país, así que mis impresiones al verla fueron las primeras. El nivel me ha parecido bastante bueno, en los últimos años me daba la sensación de que eran o canciones muy iguales o muy raras, salvo contadas excepciones, y en cualquier caso, no me parecían memorables, pero este año, aunque ha seguido habiendo temas parecidos, en general casi nadie me ha hecho pensar “¿cómo ha llegado eso hasta aquí?“. Creo que ese año de descanso le ha sentado bien al festival. Además varios países han cantado en su idioma, no en inglés, que es lo más común, y eso me ha parecido muy favorable, ya que creo que le daría bastante riqueza cultural dejar un poco el inglés y ver a cada país cantando en su lengua materna.

Pero pasemos al grueso del asunto. Daré primero mi opinión sobre las canciones y actuaciones de la final y dejaré cual era mi top 5 al terminar las actuaciones y mi top 5 a día de hoy, pero cabe avanzar que estoy más que contenta con los ganadores. Sin más, allá vamos. (tenéis el enlace de cada actuación pinchando en el título)

1. Chipre: El diablo – Elena Tsagrinou (94 puntos: 50 voto profesional / 44 televoto)
Reconozco que no le di a esta canción el valor que merece. Gajes de ser la primera. No me llamó demasiado la atención. Una canción más, estilo pop bailable, con palabras en español -que le funciona a todos menos a nosotros – y una chica mona con bailarinas. No fue la única de la noche. Pero que narices, llevo con su canción en la cabeza una semana.
La canción, a pesar de ser muy estilo Eleni Foureira (representante de Chipre en 2018) tiene su encanto. Es bailable, se te pega en la cabeza, es algo que podría sonar en las fiestas sin problema, vamos, tiene todo para ser canción del verano, y para estar en Eurovisión también.
La actuación, pues bueno, creo que supieron jugar bien con el uso del color, pero no deja de ser parecida a muchas que vimos esa noche (su modelito fue llevado por unas cuantas esa noche) aunque con la suerte de haber sido la primera. Al final tanto el jurado profesional como el televoto fueron algo escuetos con ella. Fue una buena apertura de Festival.


2. Albania – Karma – Anxhela Peristeri (57 puntos: 22 voto profesional / 35 televoto)
El encargado de colocar el orden de los participantes no debió haber visto estas actuaciones, porque para su desgracia, estéticamente eran muy parecidas. Musicalmente no, pero para eso he tenido que volver a escucharlas, porque ni me acordaba de esta.
Me pega para Eurovisión, y no me parece mala, pero no fue nada reseñable, ni para bien ni para mal, y los votantes pensaron lo mismo que yo.


3. Israel: Set me free – Eden Alene (93 puntos: 73 voto profesional / 20 televoto)
Ay Israel, que decir de Israel. No me quiero meter, en esta entrada, mucho en política, pero a mi que Israel lleve una canción que se llama Set me free me parece, como poco, irrisorio. Reconozco que no pude ver esta canción aislándola del país que la representa en un primer momento. Visto una segunda vez, la canción es pegadiza, algo que podría cantar alguna artista pop del momento después de pulirla un poco.
La puesta en escena bastante aceptable, me gustó la combinación de sus trajes blancos y negros con los neones del fondo, aunque su peinado no llegué yo a cogerlo. Es de esas cosas que parece que te pones para ser un meme en twitter ese dia.
Al final se quiso lucir con una alta nota final, que a pesar de mostrar sus capacidades, no me pega nada en la canción.
El jurado profesional la colocó en un nada malo puesto número 12, pero el publico no le concedió el beneplácito y acabó en el puesto 17.


4. Bélgica: The Wrong Place – Hooverphonic (74 puntos: 71 voto profesional / 3 televoto)
Lo digo desde ya, la gente de Europa le debe una disculpa a Bélgica. ¿3 puntos? En verdad tampoco me extraña, porque creo que es de esas canciones que o te llama la atención o la ignoras mucho. A mi, lógicamente, me llamó la atención, pero entiendo que, comparada con otras actuaciones que hubo, esta pueda resultarte poca cosa.
He de decir que me gustó más la canción que la actuación. Ésta no dejó de ser el grupo bastante estático vestidos de negro con un fondo oscuro. Cabe señalar que en Eurovisión los instrumentos no se tocan en directo, solo es en directo la voz, aunque no por ello deje de hacerse el playback de la instrumentación en muchos casos, especialmente los grupos. Así que si todo lo que se ve de ese grupo es poco llamativo, creo que yo, y más viendo el resultado de este año, que al final no destacas.
Pero bueno, a mi la canción me gusta, tiene un rollete así finales de los 90 principios de los 2000, me pega para la intro de una serie tipo Buffy o Embrujadas, y la voz de la cantante, sin ser de esas que parecen espectaculares a primera vista, me gusta bastante. Una pena tener que quedarse en el puesto 19.


5. Rusia: Russian Woman – Manizha (204 puntos: 104 voto profesional / 100 televoto)
A mi esta actuación no me gustó nada, aunque está claro que si convenció medianamente a jurado y público. Yo agradezco el tono reivindicativo de esta mujer, y que cantase partes en ruso estuvo bien, pero es que no me convenció lo que vi. La puesta en escena tampoco me gustó. Lo siento pero no, no creo que la escuche nunca más en el futuro.


6. Malta: Je me casse – Destiny (255 puntos: 208 voto profesional / 47 televoto)
Y aquí llega Malta, con su ritmo, su estilazo, una cantante con buena voz, y el batacazo del televoto. Y es que 47 puntos es de lo mejor que llevamos hasta el momento, pero claro, hay que analizar la situación, y es que Malta iba tercera con el voto del jurado, y partía como una de las favoritas, y en esos instantes Italia acababa de recibir 318 puntos, y claro, recibir unos míseros 47 puntos que ni de broma te acercan al primer puesto, pues decepciona bastante.
Pero hablemos primero de su actuación, y es que a mi me habían dicho que Malta estaba entre las favoritas y que tenía rollazo, y es cierto. Me parece un buen tema, en muchas coas coincide con representantes como las de Albania o Chipre, pero la canción es muy diferente. Es algo pop con toques de jazz, te levanta el ánimo, te entran ganas de ser una de sus bailarinas, y creo que lo hizo bastante bien, si hubiese ganado no me habría sorprendido.
Pero no ganó, quedo 7ª, y se decepcionó, pero es que llevaba decepcionada desde el voto del jurado. Por algún motivo todos los votos del jurado profesional que la colocaban en un nada malo tercer puesto no le bastaban, porque estuvo de morros casi toda la votación. De haber tenido un buen voto del público podría haber ganado. Pero al publico no le pareció suficiente. Aun así creo que fue una buena propuesta.

7. Portugal: Love Is On My Side – The Black Mamba (153 puntos: 126 voto profesional / 27 televoto)
Buena canción, no para ganar. Esa es mi conclusión de la elección de Portugal. La canción me gusta, es algo que podría escuchar en la radio, algo que yo podría llegar a escuchar en Spotify. Una balada pero no una soporífera, creo que tiene personalidad. Es algo que me pega escuchar en una película del tipo Notting hill. Pero en absoluto la veo como ganadora, ni en un top 5 en eurovisión. Creo que no fue una mala apuesta, pero no iban para arrasar.
La puesta en escena, pues aceptable, es una balada, aunque luego hablaremos de baladas que creo que si supieron dar buena puesta en escena. Aquí hubo un buen juego de colores, y unas imágenes interesantes, pero tampoco nada que vaya a darte un vuelco al corazón al verlo. Y eso debió pensar el público, porque aunque al jurado si le convencieron, el televoto le dio unos escasos 27 puntos que le dejaron cerquita del top 10.


8. Serbia: Loco loco – Hurricane (102 puntos: 20 voto profesional / 82 televoto)
Una buena propuesta para Eurovisión, que en caso de haber cambiado, habría dado totalmente lo mismo. ¿Quiero decir que no me gustó? No, pero que es la típica canción que encaja completamente en el concurso pero que no deja de ser del montón, con unas cantantes que parecen fabricadas en masa y que en cualquier momento las sustituyen y nadie se da cuenta. De hecho una de ellas creo que prácticamente apenas cantaba.
Ahora, cantaron en Serbio. Y eso ya se gana parte de mi respeto. La actuación fue llamativa, que creo que era lo que al final buscaba Serbia. Tampoco creo que dijeran “oh dios dio, vamos a este grupo porque es lo mejor”, simplemente llevaron algo eurovisivo que diese la nota. Lo malo de estas apuestas es que suele haber muchas iguales, y eso debió pensar el jurado, que le otorgó solo 20 puntos. El televoto fue algo más amable, pero se quedaron en el puesto 15. Una canción que puedes escuchar de fiesta o poner de fondo, pero sin mucho más que aportar.


9. Reino Unido: Embers – James Newman (0 puntos: 0 voto profesional / 0 televoto)
Reino Unido en Eurovisión en los últimos años es el eterno amigo de España, porque casi siempre estamos los dos al final. No digo que la canción fuese la mejor de la noche, no se ni si un top 10, pero 0 puntos no merecía. Dicen que es por el Brexit, pero lo cierto es que Reino Unido dese el 2003 no ha tenido grandes puestos, siendo lo mejor un puesto 15, y casi siempre estando entre el 20 y el final. Aquí también entra el tema del Big Five, y es que parece ser – no sin razón – que el hecho de que 5 países pasen directamente a la final no es de agrado popular, y aunque no todos pagan igual ese desagrado, en general son países que no acaban en buenas posiciones, especialmente España y Reino Unido.
Muchos dicen que no es solo eso, que es la calidad de la canción, y más en un año como este, donde dos países del Big Five han quedado en 1ª y 2ª posición, pero realmente no creo que la canción ni el cantante fueran tan malos como para tener 0 puntos. Es cierto que Reino Unido, con los cultura musical que hay ahí, podría currárselo más, me da un poco la sensación de que saben como va la cosa y aunque no llevan malas propuestas, tampoco creo que se las trabajen para ganar. Aún así, hace 8 años llevaron a la mismísima Bonnie Tyler, y quedó en el puesto 19.
Después de este, menos breve de lo que me gustaría, inciso, la canción me parece algo que podría sonar sin problemas en la radio, pero aquí no fue muy destacable y el cantante podría haber estado mejor. Sea como sea, una pena esos 0 puntos.


10. Grecia: Last Dance – Stefania (170 puntos: 91 voto profesional / 79 televoto)
Grecia, otro tema muy eurovisivo que sabía muy bien su objetivo, llamar la atención visual del espectador. La canción está bien, empieza más lenta y acaba en un tono muy pop, pero está claro que donde echaron el trabajo fue en la puesta en escena. Y está bien jugar esa carta, la puesta en escena es muy importante, pero creo que no debe notarse tanto que tu punto estrella no es tu canción, si no tu atrezzo.
El croma estuvo muy bien, pero al final me da la sensación que podrías poner una canción similar con la misma puesta en escena y el resultado sería el mismo. Ha habido ejemplos en Eurovisión en los que se ha jugado con la pantalla de ese modo, pero la canción no era el acompañante, ambos se complementaban. Yo escucho la canción Griega ahora y me gusta, pero está claro que en Eurovisión se centraron demasiado en agradar el ojo más que el oído.
Gustó por igual a jurado y público, lo cual me parece bastante justo.


11. Suiza:  Tout l’Univers – Gjon’s Tears (432 puntos: 267 voto profesional / 165 televoto)
Ay Gjon’s Gjon’s, que carita se te fue quedando hacia el final de las votaciones del público.
Evidentemente es un buen tema, muy del tipo de lo que se está llevando en Eurovisión en los últimos años, y la actuación es buena, él es bueno, pero yo lo siento, me recordaba mucho a Arcade de Duncan Laurence (canción ganadora del Festival en 2019) y no le quería como ganador.
Creo que es una buena propuesta, que no la mejor de este año, pero si es muy buena, en francés, lo cual de nuevo digo bravo, y una puesta en escena muy acorde con la canción, con un juego muy bien llevado entre los blancos y los negros y él, estando solo, sabe llevar el tema a donde tiene que ir. Además en voz defiende muy bien el tema.

Cuando tus oportunidades de ganar se truncan en un instante

Y todo eso encandiló al jurado profesional, que le dio ganador con 267 puntos. Pero no al público, quien aunque le ofreció unos nada malos 165 puntos, estuvieron muy alejados de los ofrecidos a los ganadores. Y aquí fue donde el pobre muchacho tuvo que practicar la cara de buen perdedor, más aún después de decir, tras los resultados del voto profesional, que lo importante no era ganar, si no el reconocimiento. Y eso queda bonito en pantalla, y puede que fuera cierto, pero conforme algunos países iban llegando a los 200 puntos y quedando primeros, su cara se iba tornando más triste y apagada, y cuando Italia pegó el petardazo, ya nada ocultaba que aquello no iba según su plan. Cuando ya solo quedaban sus votos por decir, no le quedó otra que poner una sonrisilla amable ante la evidencia de la cámara grabando. Dime tú que iba a hacer. Pobre muchacho, ya digo, pero las risas que me eché viendo sus caras no me las quita nadie. Y es que hombre, después de verte ganador por el jurado, ver como de repente quedas 3º, por muy buen puesto que sea, pues fastidia.
Pero bueno Gjon’s , la canción es buena, y a parte del público te lo habrás ganado, así que quédate con eso.


12. Islandia: 10 Years – Daði og Gagnamagnið (378 puntos: 198 voto profesional / 180 televoto)
Mi sensación al ver esta actuación es que era una maravilla, mi sensación más de una semana después es la misma. Islandia, gracias por tanto.
Ese mismo día, Televisión Española tuvo el acierto de echar dos películas perfectas ara ver antes del Festival: Festival de la canción de Eurovisión: la historia de Fire Saga y Mamma Mia. Bien, pues la primera, para quien no lo sepa, va de un duo islandés que se presenta a Eurovisión y es por un lado, raro de narices, y por otro, dos pobres desgraciados con mala suerte.
Pues lo mismo pensé de los representantes de Islandia este año. Y es que son raros, pero geniales, son únicos. Toda su actuación grita autenticidad. Desde el vestuario, con sesos jerseys, el baile, por favor, que mira que son cuatro pasos pero es magnifico, los instrumentos – esos pianos guitarras que se juntan, ¡que maravilla! – y ellos en particular. Pero los pobres tuvieron la mala suerte de que uno de sus miembros tuviera COVID, y la actuación que vimos no fue en directo en Rotterdam.
Pero eso no impidió que nos ofrecieran unas de las mejores actuaciones de la noche. Además la canción es genial, yo no paro de escucharla. No se si diría que es eurovisiva, no se ni que diría de ella, pero que ha sido un acierto es algo evidente.
Aquí jurado y público coincidieron bastante y le acabaron otorgando un muy digno 4º puesto.


13. España: Voy a quedarme – Blas Cantó (6 puntos: 6 voto profesional / 0 televoto)
Y llegamos a España, quien marcó además la mitad de los representantes. La relación de España con Eurovisión es ya una relación de amor – odio, Eurovisión nos odia y nosotros seguimos yendo a buscarla. España es el país participante con el mayor tiempo transcurrido desde su última victoria (sin contar con aquellos que nunca han ganado), y en las últimas 5 ediciones no hemos superado el puesto 20. Podríamos hablar de nuevo del Big Five, y por supuesto de todos los errores que comete nuestra delegación, pero o acabaríamos nunca.
El tema en esta ocasión, para escucharlo en la radio, para escucharlo dentro de un disco de Blas, me convence, para Eurovisión, ha sido bonito, pero no íbamos para ganar – aunque tampoco para 6 míseros puntos. Él lo hizo bien, lo hizo muy bien, tiene una gran voz y una buena presencia escénica. En ese sentido no le objeto nada. Pero claro, de poco te sirve la presencia si te visten de negro con un fondo negro, y luego está la luna esa, que era hinchable, no era un croma, no se, en ese sentido flojo.
No creo que mereciésemos solo 6 puntos, sobre todo porque como artista creo que hemos llevado a uno bueno, pero es cierto que hemos quedado igual de mal con propuestas más llamativas, así que 0 sorpresas. Eso si, tengo que decir que el final de la canción no me convence, esa separación entre quedar- y -me, creo que deja frio al público, quien ya parecía estar frio de por si con nuestra actuación.


14. Moldavia: Sugar – Natalia Gordienko (115 puntos: 53 voto profesional / 62 televoto)
Reconozco que Moldavia pasó para mi sin pena ni gloria. Canción poco llamativa a mi parecer, una artista cliché de este festival, otro vestido/body de brillantitos, bailarines por detrás… nada que no hubiésemos visto ya aquella noche. Llegué a olvidarles tanto que cuando la gente les votaba yo no paraba de preguntarme que actuación había sido.
También he de decir que salió justo después de España y aún estábamos comentando la actuación de Blas. Ahora que he visto la actuación de nuevo, la canción no está mal, encaja bien, la pondrías de fondo e incluso podrías llegar a bailarla, pero no la veo memorable, un poco igual que con su puesta en escena. Ahora… la cantante, ¿me explica alguien que le pasa? Tiene una cara rarísima durante toda la actuación, y yo que pensaba que Ucrania me había dado mal rollo, pero esta le gana con creces. Lo siento por esto, me parece todo muy de plástico, muy falso, una actuación que no te llega ni pretende, muy artificial. Hace un amago de derrochar talento en voz hacia el final, lo cual se agradece, pero salvo eso, poco más que resaltar.
A pesar de todo quedó en el puesto 13, encandilando por igual a jurado y público, no en exceso, pero tampoco para quedar mal. Por mi, habría quedado más abajo.


15. Alemania: I don’t feel hate – Jendrik (3 puntos. 3 voto profesional / 0 televoto)
Lo digo ya, a mi Alemania me gustó. Visto ahora mi opinión ha cambiado un poco, pero el día de la final yo me lo pasé muy bien con Alemania. Es que llevaban a una persona vestida de mano. A mi ya me tenían ganada con eso.
Sin embargo, no es un secreto que no es una canción para un puesto alto, aunque tampoco para 3 míseros puntos, ninguno de ellos del público. No me pueden decir que todo es por la calidad de las canciones, cuando eso parece importar si eres el anfitrión o un país del Big Five.
La canción acaba resultando algo infantil, es una canción que no te rechina escucharla en tu casa, pero no se, la veo más para ponerla en el colegio el día de la paz que para competir en el Festival de la Canción. La puesta en escena cumplió su objetivo completamente, ser graciosa. Está claro que Alemania buscaba quedarse en la memoria por eso, por adorable, por divertida, pero claramente la jugada no salió bien.
No me parece una canción tan mala como para esa puntuación, y el cantante hizo su papel perfectamente (y la mano, la mano también), pero para ganar no iban.


16. Finlandia: Dark Side – Blind Channel (301 puntos: 83 voto profesional / 218 televoto)
De nuevo, el que eligió el orden de los participantes se salió. Si bien veníamos del positivismo edulcorado con Alemania y su I don’t feel hate, de repente llegan los finlandeses a darlo todo con un estilo rock metal que se aleja completamente de la actuación anterior.
Cuando de repente ves una tema rockero en Eurovisión es como si ese grupo se hubiese perdido y no supieran donde están. Y es que no son los primeros en hacerlo, pero el pop reina tantísimo en este Festival que ver algo así sigue siendo sorprendente. Creo que aún nadie ha olvidado cuando el también grupo finlandés Lordi llegó con su impresionante atuendo y su tema nada eurovisivo y se llevó la victoria en el año 2006 (¿ya 2006?). Finlandia demostró ese año que no solo había hueco para el pop en Eurovisión, y este año estaban dispuestos a demostrarlo de nuevo.
Aunque no se hicieron con la victoria, para mi ver temas así, que parece que no pegan nada, me encanta. Me parece arriesgado ir con algo que no sea pop, bailable o una balada, y en este caso es un rock bastante duro, así que por mi parte, bravo. Convencieron medianamente al jurado profesional, pero está claro que a quien gustaron fue al público, quien les dio 218 puntos, demostrando, una vez más, que hay cabida para la variedad musical en el Festival.
En cuanto a mi propia opinión, a mi la canción me gusta, como canción de este estilo, creo que se mantiene fiel a lo que es pero tiene lo necesario para llamar la atención de la gente. La actuación, pues lo que se espera de una canción así, jugaron con imágenes en la pantalla, y dando mucho protagonismo al grupo en sí. Una pena que la instrumentación no sea en directo en el caso de los grupos, pero creo que cada integrante lo dio todo y era en lo que se basaba la puesta en escena principalmente.


17. Bulgaria: Growing Up Is Getting Old – Victoria (170 puntos: 140 voto profesional / 30 televoto)
A mi Bulgaria no me gustó. Así lo digo, sin miramientos, y el público parece ser que coincidió conmigo, aunque el jurado le otorgó un muy buen 6º puesto. Ahora escucho la canción, y es una balada que no está mal, me va gustando más poco a poco, pero ese día nada de nada. Y su puesta en escena no ayudó, no me gustó. Ese fondo simplón, ella que parecía que iba en pijama, y la mitad de la canción la pasa “subida” a un ¿trozo de tierra virtual?, yo solo podía pensar en Frodo y Sam al final del Retorno del Rey. Y la foto del padre ya me remató. Yo lo lamentó mucho porque tiene que ser muy duro, esa enfermedad es un horror, pero es que el rollo dar pena no me convence. Entiendo que para ella sería muy emocional poder estar ahí y cantar por su padre, y es bonito, pero no o suficiente para olvidar que todo lo demás me resultó muy insulso. Una de las actuaciones que menos me gustó esa noche, y muy alto quedó a mi parecer.


18. Lituania: Discoteque – The Roop (220 puntos: 55 voto profesional / 165 televoto)
La actuación de Lituania fue rara, pero a mi me gustó. Su música del tipo discoteca (si el título no engaña a nadie), todos conjuntados de amarillo y ese bailecito me convenció. No es una canción ganadora, pero si una digna de un top 10 o al menos de quedarse muy cerca. El sello de esta actuación es la extravagancia, sin llegar al extremo (igual fue eso lo que faltó), pero lo suficiente para quedarse en el recuerdo. Me parece otro tema de esos en los que la puesta en escena tiene mucho peso. Y es que hay temas donde la puesta en escena no hace justicia – ejemplo Bélgica – otros donde van a la par y o hacen una actuación normalita pero nada opaca a nada, o te hacen la actuación redonda, y otros donde se te acaba quedando mucho más la actuación que la canción. Grecia fue un ejemplo, creo que este es otro. Y ni Grecia ni Lituania llevaron ni malas canciones ni olvidables, pero creo que pusieron más ganas a llamar la atención visual que la auditiva. Lituania podrían haber ido un paso más allá, si vas a ser raro, hay que serlo del todo. Ellos se quedaron en medio, aunque el público les agradeció con 165 puntos.


19. Ucrania: Shum – Go_A (364 puntos: 97 voto profesional / 267 televoto)
Que ganas tenía de hablar de Ucrania. Aunque quería hacer toda la entrada en general, reconozco que hay 4 o 5 países de los que quería hablar especialmente.

Esa mirada te lee el alma

Si decía que el sello de la actuación de Lituania era la extravagancia, lo de Ucrania no sabría ni como llamarlo. Reconozco que mi relación con esta canción aún está en progreso, y en menos de dos semanas hemos pasado por muchas etapas, pero la primera, la de esa actuación fue un claro “qué coj**** estoy viendo”. Se que a mucha gente le fascinó nada más verlo, pero es que juro que yo sentía que era la llamada a una secta. Y no era solo la música – que he leído es una variación de las canciones populares ucranianas – si no la puesta en escena y ella. Esa mujer miraba a la cámara que parecía que podía leerte el alma. Fue un momento muy raro. Ahora bien, yo he seguido escuchándola y he de admitir que cada vez me gusta más.
Me parece una muy buena idea haber llevado algo cantado íntegramente en ucraniano, y más si tiene esas influencias de su folckore, y sin perder de vista el toque moderno, al mezclarlo con música electrónica. La apuesta me parece un acierto, aunque a mi me perturbase al verlo. Sobre todo, viéndolo de nuevo, lo chocante fue la mezcla de una música que yo no había escuchado con la mirada penetrante de su cantante, bueno, y los de los aros por detrás, es que fue muy raro todo.
Aun así, como digo, me parece un acierto de elección. Cantan en su idioma, que ya he dicho que eso siempre suma puntos para mi, y si querían quedarse en la memoria, lo consiguieron sin duda. A los pocos días ésta era una de las canciones que no se me iba de la cabeza. Y el público demostró quedar encantado, ya que fue el segundo país más votado por el televoto, solo detrás de los ganadores, y quedándose con el 5º puesto en el resultado final.


20. Francia: Voilá – Barbara Pravi (499 puntos: 248 voto profesional / 251 televoto)
Mira que a mi Francia no me suele gustar mucho, sobre todo porque durante muchos años se dedicó a llevar baladas insípidas todas del mismo estilo, y para cuando se reinventó casi que fue a peor. Ya en 2018 el dúo que fue me gustó bastante, pero este año no solo me ha gustado, si no que me ha encantado. Es una balada, si, pero una con mucho sentimiento, no algo que pones de fondo para tener ruido.

Creo que Francia ha dado este año con la canción perfecta, una canción que refleja muy bien su esencia y que a la vez gusta y se queda en la memoria – y en los corazones – del público. Y su intérprete es magnífica.
La puesta en escena me pareció muy inteligente, sobre todo la retrasmitida por televisión. No usaron demasiado, se centraron en ella, en Barbara, era la protagonista, y el público debía sentir lo que ella sentía. Un fondo negro y un potente foco blanco, apuntando principalmente a la cantante. Todo muy íntimo pero grandioso a la vez. La cámara estuvo prácticamente enfocada en ella en todo momento, cerca siempre, haciéndonos partícipes, y el momento final con la cámara en movimiento enfocándola de cerca que por cierto me recordó mucho al cine francés – fue un acierto total, y ella estuvo increíble expresando. No usaron mucho, pero lo que usaron lo usaron muy bien. Fue acierto tras acierto.
Gran elección para este 2021, tanto así que quedaron en 2º posición, tanto por el voto profesional como en el resultado final, quedando solo a 25 puntos de los ganadores y gustando por igual al jurado y al público. Yo reconozco que al terminar las actuaciones la coloqué como mi favorita.


21. Azerbaijan: Mata Hari – Efendi (65 puntos: 32 voto profesional / 33 televoto)
Azerbaijan quedó en el puesto 20 y no creo que fuera para eso. Recibió igual de poco del jurado y el público, y es que está claro que no terminó de convencer. A ver, no voy a decir que sea una obra maestra musical, pero creo que hubo peores que ella. El estilo, de nuevo, bastante Eurovisivo, y algo similar esa noche a Serbia y su Loco loco o Chipre con El diablo. Si es cierto que al ver canciones así la sensación que me queda a veces es de que han hecho un tema que encaje lo más posible en el Festival acompañado con algún bailecito pegadizo y van que tiran, pero que realmente no han estado interesados en enviar un buen tema. Yo ya digo que la canción me gusta, para bailarla de fiesta, y creo que podría haber tenido mejor puntuación, ahora, también es verdad que la actuación en si, viendo otras del mismo estilo, no fue la más destacable. Ella y el cuerpo de baile quedaron flojos, y lo que es el atrezzo no estuvo mal, pero tampoco es para echar cohetes, y su voz podría haber estado mejor. Apuntaba para un mejor puesto, pero se quedó en el camino.


22. Noruega: Fallen Angel – TIX (75 puntos: 15 jurado profesional / 60 televoto)
Mi sensación con esta actuación es encontrada, porque es una balada pop que podría llegar a escuchar pero su puesta en escena es muy excéntrica. Es como un batiburrillo de cosas que no se muy bien como encajan. El atuendo no tiene desperdicio, ¿Qué mi canción se llama Fallen Angel? pues me visto de ángel. Luego los, supongo que demonios, por ahí, el atado, un poco raro, sobre todo cuando ecuchas la canción, que realmente sin ver su escenografía te imaginarias algo tranquilo, con alguna lucecilla y poco más, como casi todas las baladas. No se muy bien cual era la idea de todo esto, pero si quería llamar la atención, lo hizo sin lugar a dudas. La canción, dejando la puesta en escena a un lado, me parece bastante pasable, una balada de las miles que hay en la radio, pero no me desagrada, no me llega como la de Francia, pero está bien. No sabía que había quedado tan abajo hasta que lo he buscado para hacer esta entrada, igual el jurado profesional fue algo injusto.


23. Paises Bajos: Birth Of A New Age – Jeangu Macrooy (11 puntos: 11 voto profesional / 0 televoto)
Lo primero decir que contaban con la mala suerte de ser el país anfitrión, y es que en los últimos años ha sido bastante común que el país anfitrión quede entre los últimos puestos. Básicamente si ganas un año es muy probable que al siguiente no te comas un rosco. Y realmente eso explica los 11 puntos de Paises Bajos, ninguno de ellos del público, porque ni el tema ni la actuación eran para eso. No voy a decir que fuese una de mis favoritas, pero la canción está bastante bien, con un buen mensaje, y la puesta en escena era llamativa. No es algo que a mi me llame mucho la atención, pero creo que de no haber sido los anfitriones, habrían tenido mucha más puntuación.


24. Italia: Zitti E Buoni – Måneskin (524 puntos: 206 voto profesional / 318 televoto)
Gracias y mil millones de gracias a Eurovisión por haberme puesto a este grupo delante. Hemos llegado a los ganadores del Festival de 2021. Y si, yo estoy muy contenta de que ganasen ellos. Aunque ya dije que al terminar las actuaciones tenía a Francia en el número 1, Italia para mi estaba en el 2, y en cuanto recibieron los votos del público, reconozco que yo fui a tope con ellos. Desde ya lo digo, merecidos ganadores. Media Europa se rindió esa noche a la actuación de los italianos, y casi dos semanas después ahí seguimos, porque yo al menos ya me he escuchado su discografía, y tienen unas joyas, que ya os digo que bendita la hora que aparecieron en Eurovisión.
Si antes decía que había actuaciones donde canción y puesta en escena van tan a la par que se consigue una actuación redonda, este es el ejemplo (Francia lo sería también). Italia iba a ganar, eso es así, y eso que no llevaban un tema eurovisivo, son una banda y no un solista o dúo, cantan rock y encima en italiano. Bajo esas premisas podría parecer que no había posibilidades, pero ellos ya se habían postulado como uno de los países favoritos antes de la final, y el televoto demostró que lo eran. Toda la actuación grita ganadores. Salieron al escenario a hacer lo que mejor saben y les salió perfecto.

El tema, que se aleja de ese rock tan duro de Finlandia, es muy bueno. No es eurovisivo, pero tiene lo necesario para calar en el público. Y la puesta en escena, como digo, dio en el clavo en todos los sentidos. Ese inicio en pantalla, en el que se abren las puertas y aparece el vocalista para empezar a cantar, y la cámara le va siguiendo a él hasta que se coloca con sus compañeros, es un acierto en toda regla, para además terminar la actuación volviéndole a enfocar a él tirado en el suelo al acabar la canción. Supieron captar la atención y la jugada salió muy bien. Pero no es solo mérito de su cantante, y es que, aunque como ya he dicho, en Eurovisión los instrumentos no se tocan realmente, el resto de integrantes del grupo actuó como si realmente estuvieran sonando. Måneskin estaba en uno de sus conciertos y dio el espectáculo que se venía pidiendo. El uso y cambio de las luces encaja a la perfección, y hasta lo proyectado en las pantallas me parece muy bien escogido, y es que podemos ver las siluetas de los 4 integrantes del grupo proyectarse e intercalarse mientras la canción avanza.
Podría hablar durante una hora de esa actuación, pero todo se resume en que fue una propuesta redonda.


25. Suecia: Voices – Tusse (109 puntos: 46 voto profesional / 63 televoto)
Me da la sensación que desde que Måns Zelmerlöw ganó en 2015, Suecia está llevando el mismo estilo constantemente. Y yo entiendo que si algo funciona intentes seguir con ello, pero es que hay muy poca diferencia entre un año y otro, y al menos a mi eso me resulta muy aburrido. Es como ver la misma actuación cada año, y no creo que ninguna haya llegado al nivel de Måns y su Heroes. La actuación de este año para mi fue sin más, no puedo decir que sea mala, un tema escuchable con una puesta en escena normalita pero que encaja bien con la canción, pero tampoco nada que llame mi atención realmente. Creo que es hora de que Suecia se arriesgue algo más. Un puesto 14 no es lo peor (que nos lo digan a España), pero creo que si es un tirón de orejas para un país que se ha acomodado. Si algo se ha visto este año es que el público esta más que abierto a escuchar temas diferentes e incluso en idiomas más allá del inglés en Eurovisión. Lo dicho, no puedo decir que fuera una mala actuación, pero creo que es hora de dar un paso más.

Eurovisión 2021: Minuto de Suecia en el ensayo general


26. San Marino: Adrenalina – Senhit (50 puntos: 37 voto profesional / 13 televoto)
Lo primero es lo primero, ¿Qué narices hacía Flo Rida en la actuación de San Marino? Me quedé muerta cuando le vi, al principio no me lo creía. Ahora, de poco le sirvió a San Marino el cameo, porque si convencieron poco al jurado, menos aún al público. Si hablaba antes de las caras del pobre suizo al ver como se le escapaba la victoria, hablemos de Flo Rida viendo que su intervención no había servido para nada, porque solo quedaron por encima de los 4 países que no recibimos nada del televoto. Y en verdad no se porqué gustó tan poco. La canción no creo que sea tan horrible, de hecho es una típica canción del verano. La puesta en escena sin embargo no me convence. Creo que se pasaron usando colores, quedaba sobrecargado, y las mil caras de ella en la pantalla, pues como que no lo veo muy buena elección.

Eurovisión: San Marino canta "Adrenalina" en la segunda semifinal


Y hasta aquí mi opinión de las 26 actuaciones de l final de Eurovisión 2021. Lógicamente unas me han quedado más largas que otras, pero no todas me han gustado – u horrorizado – igual ni todas tenían algo interesante que contar. Como ya dije al principio, me ha parecido una muy decente edición, con un nivel en general bastante bueno. También me ha gustado que haya habido algo más de variedad de idiomas y que incluso los tres primeros puestos estén ocupados por canciones no cantadas en inglés, y por supuesto muy contenta con que haya ganado una banda cantando rock en italiano, y muy contenta con haberles descubierto.
Por último os dejo mi top 5 tras las actuaciones y mi top 5 a día de hoy:

Y hasta aquí la entrada de hoy. No dudéis en dejarme vuestras opiniones en los comentarios.

Un saludo, ¡y hasta la próxima entrada!

Relato en 5 líneas – Mayo

Hola hola queridos lectores.

Aquí vengo una semana más con el reto en 5 líneas de Adella Brac. Podéis ver mis relatos de meses anteriores en este Blog, en la categoría de “Relatos en 5 líneas”. Aquí tenéis el del mes de mayo, con las palabras Problema , fuerza, ojo.

Aquel hombre llevaba un parche en el ojo izquierdo. Decían que había sido por una pelea. Un tipo cualquiera agarró un lápiz con fuerza y se lo clavó. Eso decían. También decían que luego se había cargado a dicho tipo. Así se había ganado el papel de tipo duro.
Lo malo de las mentiras es que te llevan a un problema más grande, y aquel ladrón de poca monta con una infección ocular severa no estaría ahora moribundo en el suelo de su celda si no hubiese querido aparentar lo que no era
.

Un saludo y ¡hasta la próxima entrada!

Entretenimiento y feminismo mal entendido | La tropa de los “chicos buenos”

Hola hola queridos lectores.

Hace un tiempo empecé esta nueva sección en la que doy mi punto de vista sobre como se está gestionando el feminismo tanto dentro de la pantalla como la influencia que ésta genera. Y no tanto el movimiento en si, sino el papel de la mujer. Ya hablé de como los fans (y en parte los creadores) de Juego de Tronos acabaron enfrentando a mujeres y como siempre tildando de “más feminista” a aquella que al final lo que hace es comportase “como un hombre” (Arya en favor de Sansa, por ejemplo), algo que también pasa en Disney (se alaba a Mulán o Mérida, pero no se dice lo mismo de otras mujeres fuertes como Esmeralda o Rapunzel). También hablé en otra entrada del caso de las mujeres sin alma, esas mujeres que han sido vistas como villanas de sus historias de amor, pero que realmente no lo eran (Jenny en Forrest Gump o Summer en 500 days of Summer).

Pues bien, hoy vengo no a hablar de mujeres, si no de los hombres en la ficción, un tipo específico de hombre que por su relación con las mujeres he considerado el meterlo en esta sección. Lo he denominado “la tropa del chico bueno”. Por un lado, lo de tropa me ha venido de unos videos de Youtube que explican estereotipos en el cine (la tropa de la chica mala, la tropa de la chica rara, etc.), de hecho es probable que ya haya un video de esto (Actualización: lo hay, The Nice Guy Trope, Explained, es en inglés pero está subtitulado, por si queréis verlo) y lo del chico bueno porque es justo así como nos venden a esos chicos, como los buenos, pero si rascas un poco pronto ves que no son tan buenos.

The Nice Guy Trope, Explained - YouTube

Con ese tipo de chico me refiero al típico que es mostrado en contraposición al malo, al tóxico, al excesivamente ligón… el chico bueno te comprende (o eso crees), quiere una relación seria, no se mete en líos, es hombre de una sola mujer, tiene principios morales, bla, bla bla, pero ya os digo que eso es pura basura. Y no es que quiera ver toxicidad en todas partes, al contrario, hay personajes masculinos muy bien construidos en la ficción – inclusive personajes realmente tóxicos que están creados justo así, para que veas lo que es ser toxico – pero desde hace un tiempo he venido fijándome en este tipo en particular, y me di cuenta de lo peligroso que es. Porque a ver, el tóxico suele estar hecho para que veas que es tóxico. Bueno vale, se que sigue habiendo demasiada ficción con amores muy poco sanos (véase After o 365 DNI) donde el “chico malo” resulta ser solo un alma atormentada y es lo mejor que te ha podido pasar en la vida, pero esas cosas prefiero ni nombrarlas, porque en pleno 2021 deberíamos haber avanzado un poco. Pero la cosa es que cuando hay un “chico bueno” suele haber a su alrededor otro tipo de chicos cuyas características van a ensalzar al chico bueno. Pero es un error. Porque el chico bueno en verdad es tan horrible, o al menos casi tan horrible, como el chico malo. Ese chico bueno está puesto en la ficción para que las mujeres digan “oh claro, la protagonista debería estar con él”, pero ya os digo que no debería. Pero siempre es mejor verlo con ejemplos.

Ejemplos hay miles, pero ni me se todos ni me da la vida para ponerlos. Pero tampoco hay que rebuscar para sacar algunos, Clay Jensen de Por trece razones, Ross Geller de Friends, Leonard Hofstadter de The Big bang Theory, algunos dirían que Ted de Como conocí a vuestra madre (aunque ya hablaré de este caso más tarde), igual que hablaba de Summer aquí tocaría analizar a Tom de 500 days of Summer… Y hay muchos más, que yo incluso no conozco, así que imaginad si con lo poco que yo sé he sacado un patrón, lo que no se sacaría analizando las miles y miles de producciones televisivas y cinematográficas que hay y ha habido. Lo malo de esto, por un lado, es que como con las relaciones tóxicas en pantalla (mostradas como románticas), es que una cosa es que pasasen hace 70 años, 40, incluso 20, pero que a día de hoy siga siendo común es preocupante. Pero lo peor de este caso en concreto es que está camuflado, parece que es bueno, que está bien, que es sano, incluso es lo deseable, pero no lo es, nos la están colando. Nos están vendiendo a un supuesto buen tipo que en realidad no lo es, y es un problema, porque aunque puedas caer en cualquier tipo de relación insana, siempre será más sencillo ver a alguien que a leguas se le ve mala gente, pero cuando va disfrazado de corderito, es más complicado ver al lobo que lleva dentro, y aún más grave, esa clase de chicos realmente se ven como un corderito victima de las malas mujeres que no cumplen todas sus expectativas.

Clay Jensen | Wiki | •13 Reasons Why• (Español) Amino

Pero como he dicho, con ejemplos es más sencillo, así que voy a analizar algunos de ellos. Empiezo por Clay Jensen de Por trece razones (13 reasons why), por una razón muy simple, aunque no fue el primero que vi, fue el primero en desesperarme a tal nivel que empecé a ver cuantos como él había. Bueno, dejando a un lado el juicio que hagamos sobre la serie (la cual no he terminado, me vi las dos primeras temporadas solamente), nos centramos en el personaje. Aviso de spoiler por delante, Clay es un chico de instituto que recibe 13 cintas grabadas por Hannah, quien se ha suicidado hace poco y explica en ellas los motivos (y personas) que la llevaron a ello. Todo el que las recibe sale en alguna cinta. Pues bien, Clay resulta que estaba enamoradísimo de Hannah, ya sabemos, ese tipo de amor en el que tú no confiesas tus sentimientos pero parece que la otra persona te tenga que deber devoción y fidelidad. Lo que le pasa a Clay es que no está enamorado de Hannah, está enamorado de la imagen idealizada que tiene de ella, la ve como una santa, un ser divino incapaz de hacer nada pecaminoso, y claro, cada vez que descubre que Hannah no era ese ser de luz perfecto – que tampoco es que la pobre haga nada del otro mundo – él se queda como “no puede ser, inconcebible”, y se le va cayendo esa imagen, ya sabemos, o santas o putas. Esto se ve un poco en la primera temporada, pero es evidente en la segunda, cuando en el juicio que se está llevando a cabo creo que contra el instituto por parte de la madre de Hannah, Zack (otro chico del instituto que aparece en las cintas) confiesa que Hannah y él se acostaron – trama sacada de la manga, pero bueno – y ahí la cabeza de chico bueno de Clay estalla. ¿Cómo va su Hannah a haberse acostado con alguien? ¿Cómo es posible que alguien con quien no tenías nada haya podido estar con otra persona? El pobre Clay no lo entiende, y suelta una frase bastante machista, tanto que Justin tiene que pararle los pies, y sin entrar a juzgar a Justin aquí y ahora, y ya tienes que ser basura para que el tipo que dejo que violasen a su novia se de cuenta de que te estás pasando.

13 Reasons Why: Los malos son los padres | Cultura | EL PAÍS

Al final resulta que Clay es un niño bebé enamorado de una idea e incapaz de aceptar que su idea es literalmente imposible de ser real. Pero en todo momento se nos vende a este chico como la buena opción. A ver, es verdad que en esta serie los hombres dejan mucho que desear, pero es que Clay no es para nada la buena opción. En la misma linea, tirando para la ficción española actual, su personaje me recuerda exageradamente al de Samuel en Élite, personalidad parecida, una idealización de la persona amada, con la salvedad de que Samu no juzga a Marina cuando se entera de ciertas cosas, cosa que Clay si que hace constantemente con Hannah. Ya os lo digo, Clay Jensen no es el chico bueno.

Ross Geller, te odiamos fuertemente – El Cajón Violeta

Pero todavía podría decir alguien, “son adolescentes, son cosas de críos”, que para nada, pero es que tranquilos, que hay ejemplos de adultos y no son mejores. Es algo que he visto que se repite bastante en las sitcoms. Uno de los ejemplos más conocidos sería el de Ross en Friends. A mi me encanta Friends, me encanta, me gusta Ross como personaje y aunque hay cosas que se han quedado antiguas todo debe ser juzgado en su contexto. Pero es innegable que Ross como novio es horrible, especialmente con aquella a la que se supone que más quiere, Rachel. Ross está construido al inicio con las claves de “tipo bueno”, se supone que está centrado en la vida, sabe lo que quiere, no la de miedo comprometerse – luego vemos que es más una adicción- es responsable, se le presuponen unos buenos valores… pero en su relación con Rachel todo esto va cayendo. Partimos de la base de que él lleva enamorado de ella desde el instituto, y cuando vuelven a reencontrarse los sentimientos que tenía vuelven. Aunque no hace nada con ellos, se limita a ver como Rachel sale con otros hombres y a quejarse de ello. Y oye, si es normal no dar el paso, eso no es lo malo, pero obviamente ella no tiene culpa de eso. Lo malo es que lleva tanto tiempo enamorado – obsesionado – con ella, que cuando al fin consigue tener una relación, lo hace fatal.
El nivel de celos que muestra Ross no es ni medio normal, entra en completa locura por un tipo que no es más que el compañero de su novia, y lo que ese tipo pudiera sentir es irrelevante porque Rachel le es fiel, y debería confiar en ella. Claramente la cosifica, la ve como ese objeto preciado que tanto le ha costado conseguir y ahora teme que otro pueda robárselo. Pero Rachel no es un objeto, no pueden quitársela, y es que para colmo la pobre lo único que hace es trabajar y ser una buena compañera de trabajo.
Pero es que añadido a esto tenemos la infravaloración de la profesión de Rachel. Primero está más centrado en sus celos que en alegrarse de que por fin ella haga algo que le guste, y luego llega a burlarse de lo que hace, y no entiende que no pueda pasar tanto tiempo con él como cuando era camarera, o que ella quiera que su trabajo sea SU espacio, no un espacio de ambos, mientras que para él su trabajo lo es todo, y es todo suyo. Es como si verla triunfar fuera insoportable para él, como si de nuevo su preciado objeto estuviera expandiendo miras y eso pudiera alejarla de él.

Ross y Rachel: Cuando “Friends” hizo pasar una obsesión como una historia  de amor

Y ya para rematar es Ross quien acaba engañando a Rachel, porque mira, que cada uno piense lo que quiera del descanso, pero después de semanas de celos él tarda apenas unas horas en acostarse con otra mujer. Por no hablar de que cuando Rachel le propone el descanso él ni se queda para hablarlo, simplemente huye, siendo incapaz de mantener una discusión madura ante un problema evidente. Pero lo que le hace definitivamente estar dentro de la tropa del chicho bueno es que siempre se hace la víctima. Cuando no están juntos y ella ni sabe lo que él siente, Ross es el pobre chico al que su amada no quiere. Cuando por fin salen, él es el pobre chico al que su novia no hace suficiente caso. Cuando él le pone los cuernos, es el pobre chico que solo se acostó con otra porque estaba en un descanso. Se victimiza constantemente. Es algo muy claro en uno de los episodios tras la ruptura. Como no quieren verse, los amigos hacen planes diferentes con ambos, y Rachel les propone un plan, pero ya habían quedado con Ross, así que ella lo acepta y les propone otro plan para el fin de semana, antes de que tengan planes con Ross. Bien, pues quedan con él y les propone un plan para el mismo finde que había propuesto Rachel, y claro, le dicen que no pueden, ¿y qué hace él? pues por supuesto poner carita de cordero degollado y quejarse porque le van a dejar solo, a lo que la mayoría de sus amigos responden diciendo que se quedarán con él, lo cual indirectamente suponga dejar tirada a Rachel quien les había avisado con antelación (aunque finalmente no lo hagan). Y lo mismo durante toda la serie. Y la cosa no mejora con otras parejas, con las que sigue mostrando patrones de celos e inseguridad. Que si, que su esposa le fue infiel y encima resultó ser lesbiana, pero chico ve al psicólogo, pero no lo pagues con tus parejas.
Y cualquiera me diría que esos comportamientos le hacen estar fuera de la tropa del chico bueno, pero si te fijas en sus compañeros masculinos, Chandler es el inseguro que no liga, y Joey el mujeriego, así que de los tres, él es mostrado como la opción buena, el hombre centrado que te va a querer incondicionalmente. Pero amiga, mejor no tenerle cerca.

The Big Bang Theory - Guys meet Raj`s parents - YouTube

Continuando con las sitcoms me voy a una serie de la que algún día haré una entrada entera, porque da de sobra, pero hoy vengo a hablar especialmente del personaje de Leonard en The Big Bang Theory. A ver, esta serie fue una de esas que disfruté bastante al principio, que he visto entera, pero que con que te fijes un poco te das cuenta de lo rancia que es, y es que encima va incluso empeorando con el paso de las temporadas. Y me parece un caso peor que Friends, porque esta serie terminó en 2019, es muy actual, y no sé como puede ser tan rancia. Me hace gracia, viendo ejemplos como éste, cuando la gente dice “ahora una serie así no podría hacerse en 2021 por los ofendiditos” y luego ves series así, demostrando que tampoco hemos avanzado tanto.
Una simple búsqueda por Youtube y encontrarás más de un blog o video criticando esta serie. Se hizo muy viral el video en 4 partes titulado Big Bang Theory es BASURA, que más allá de estar completamente de acuerdo con todo, había muchas verdades, y también recomiendo dos (1,2) videos de Pop Detective Culture, en los que habla justo de esa misoginia adorable que nos vende esta serie. Más allá de hablar de lo que pienso de la sitcom, vamos a hablar de sus personajes masculinos, como ya he dicho, especialmente de Leonard.
La base de esta serie es la de 4 chicos frikis e inadaptados que poco a poco se van abriendo al mundo, gracias también a su nueva vecina Penny, quien a su vez también va entrando en su mundo. Como premisa está bien, su desarrollo ya es otro asunto.

La mujer que ha conquistado a Leonard de 'The Big Bang Theory' fuera de la  pantalla- Noticia

La cosa es que Leonard se ¿enamora?, se enchocha de Penny nada más verla, y a partir de ahí se obsesiona con ella. Hay que decir que los cuatro protagonistas son inadaptados sociales, pero Leonard es visto como el menos inadaptado, no porque sepa desenvolverse completamente, si no porque parece entender y llevar mejor las normas sociales, y parece querer intentar encajar con todas sus fuerzas, pero por el camino se limita a juzgar a sus amigos por no encajar mientras él tampoco encaja como debería. Lo mismo pasa con las actitudes machistas, los cuatro las tienen, pero parece que Leonard no, parece, insisto, porque te lo muestran como el chico bueno, el pobre inadaptado pero socialmente correcto que una chica como Penny, quien solo se junta con macarras, tiene la suerte de conocer. Pero para nada es ese chico que se esfuerzan por venderte. En uno de los videos que he mencionado ya lo dicen, ser socialmente inadaptado no justifica tus actitudes misóginas. Técnicamente la mayoría de los tipos con los que sale Penny tampoco están muy adaptados si lo pensamos, son brutos que apenas saben hacer la O con un canuto y que claramente tratan a las mujeres como mierda, pero eso es evidente, cosa que no pasa con los protagonistas, ya que en todo momento se justifica su machismo con sus pocas habilidades sociales. Al único al que llegan a señalar por sus acciones es a Howard, y aún así se le suele aceptar porque, ya sabes, es un inadaptado. De todos modos Howard también está ahí para ensalzar la figura de Leonard. Así en el grupo tenemos a Sheldon, quien ni encaja ni busca encajar, es el raro y que no encaje te lo venden como la gracia, Rajesh quien no puede hablar con mujeres salvo con el uso de alcohol, lo que suele convertirle en un capullo, Howard, el baboso por excelencia, y Leonard, que por puro descarte te queda que sea el chico bueno. Pero que no nos engañen, en esta serie no hay un chico bueno, y si lo hay, no es Leonard.

Kaley Cuoco habla sobre un posible spin-off de Leonard y Penny

Leonard no solo necesita serias sesiones con un psicólogo por los traumas derivados de su madre, si no que debería revisar sus acciones porque durante toda la serie muestra patrones bastante tóxicos que se camuflan bajo ese aire de muchacho adorable. Sin duda cumple la regla de todo “chico bueno” de “como te trato bien, deberías quererme”. Básicamente su pensamiento es que por tratar bien a Penny – es decir, la trata como a una persona – ella debería enamorarse de él. Es cierto que la mayoría de chicos que salen con ella son horribles, pero también es cierto que, como pasaba con Ross y Rachel, Leonard cosifica a Penny, viéndola como un objeto a adquirir, un premio que con esfuerzo, y con esfuerzo no me refiero a dejar atrás actitudes tóxicas, si no a ser incansable y pesado, logrará conseguir. Y la consigue, y una vez sucede esto él se pasa el día llorando por la posibilidad de perderla o ambos te dejan claro que su relación se basa en que ella acabó cediendo a sus incansables intentos. Es que los guionistas ni si quiera se esfuerzan en mostrarte lo mucho que se quieren (que se quieren, mal o bien, pero se quieren), si no que en las últimas temporadas literalmente se pasan los capítulos riéndose del hecho de que ella se ha rendido antes sus constantes súplicas, cual rehén que acaba rindiéndose ante su secuestrador.
Dentro del grupo, Leonard le ríe las gracias machistas a sus amigos, apenas alguna vez alza la voz para decir que eso está mal, y como mucho pone alguna cara o dice alguna frase que sirve más para creerse superior que para realmente señalar las actitudes negativas de sus amigos. Echa en cara a Penny que no le quiera, siendo él un chico bueno y listo, pero sin embargo él se ha fijado en ella literalmente por el simple hecho de ser una mujer atractiva. La manipula, la hace sentir de menos y encima se hace la víctima. Por supuesto la serie está plagada de estereotipos machistas, pero como ya he dicho, eso dará para otra entrada.

El décimo aniversario de "(500) days of Summer" - Viste la Calle

Dejando de lado The Big Bang Theory, vamos al cine para hablar de un personaje que ya mencioné en otra entrada, Tom en 500 days of Summer (500 días juntos). Como ya dije en la entrada anterior de esta sección, el caso de Summer y Tom es un claro ejemplo de mala interpretación ayudada, si que creo, por una historia no totalmente clara. La mayoría de nosotros, al ver esta película vemos en Summer a la villana, la mujer malvada que no se enamora de Tom, le deja destrozado y encima va y se enamora de otro. Pero un revisionado con algo más de ojo critico y menos lleno de estereotipos hollywodienses nos debería hacer ver que Summer es sincera con Tom desde el inicio, no le miente, le dice lo que busca, termina la relación cuando no puede más y simplemente sigue su vida en la que al final encuentra eso que quería Tom con ella, pero con otra persona. Ella no es la mala, es él quien se enamora de la idealización que tiene de ella y del propio amor – cosa que si te dejan bastante clara durante toda la película. Lógicamente la historia está contada desde el punto de vista de Tom, por lo que es normal empatizar en un primer momento con él, pero tras más de 10 años del estreno, y habiéndolo dicho ambos actores y el director, creo que ya todos deberíamos aceptar que Summer no es la villana de la historia. Tom es el cásico chico bueno que se enamora más de la idea del amor que de la chica en sí. Y no me parece un caso tan grave como los anteriores, especialmente porque aquí sus propios errores le llevan a darse el golpe, mientras que Ross y los chicos de The Big Bang Theory, a pesar de sus actitudes machistas, consiguen a las chicas.

500 Days of Summer - Expectation vs Reality - YouTube

El caso de Tom no es tanto el ejemplo de un tipo machista escondido en un chico bueno, pero si es cierto que muestra actitudes muy heteropatriarcales al esperar que Summer cambie de opinión y se enamoré locamente de él cumpliendo sus fantasías, o al crear en su mente escenarios maravillosos y derrumbarse al ver que ella no los cumple. Como señalé en la otra entrada, que veamos a Summer como la mala y a Tom como el adorable, no es tanto culpa de que esté contado desde la perspectiva de Tom, sino que eso viene de nuestra propia construcción mental de lo que es el amor, claramente marcada por los clichés de Hollywood y la literatura. Esta película es justo lo contrario, es una intención de criticar esos estúpidos clichés que, aunque no lo parezcan, hacen tanto daño.  No creo que Tom sea un machista, pero si creo que es el resultado clarísimo de una sociedad machista. Él se crea una ilusión a raíz de su idea preconcebida del amor, clichés y películas, un poco lo que hacemos todos, por eso nos ponemos de su lado. Pero la realidad es con la que se estrella él, la vida no es una película y no puedes pretender que otros cumplan tus ideales, mucho menos cuando te han dejado claro que no querían eso.

Ted Mosby: no te rindas jamás - Friki Maestro

Y un caso muy similar sería el de Ted en Cómo Conocí a Vuestra Madre. Me resisto mucho a hablar de Ted, porque no creo que pertenezca totalmente a “la tropa del chico bueno”, pero si que tiene patrones que encajan y sin duda tiene el mismo problema que Tom, idealiza el amor y pretende que una mujer que le ha dejado claro que no tiene la misma idea que él, cumpla esos ideales. Además, de nuevo, como sucede con Tom, en esta historia no vemos la historia como tal, si no la historia que nos cuenta Ted. No está tan tergiversada como la de 500 days fo Summer, pero no deja de ser su visión de todo.
Sé que normalmente se le mete en ese grupo, y es un personaje bastante criticado, y aunque creo que hay que hablar de él, daré un poco mi visión general al respecto. Ted se enamora instantáneamente de Robin, pero no cree que ella deba quererle por ser un buen tipo o por tratarla bien, la única ocasión en que siente algo así es en la boda de Robin y Barney, y ahí él está realmente hundido. Tampoco la obliga a cambiar su forma de ser, y cuando se dan cuenta que siguen queriendo cosas diferentes, rompen la relación. No creo que cosifique a Robin ni la vea como un premio, pero claramente no acepta el no inicial. Demuestra ser el pesado insistente que no cesa hasta que ella cae, y a pesar de que he dicho que la acepta como es, en las últimas temporadas si se queja de cosas como que ella no se hacía necesitar, como si eso fuese requisito esencial de una mujer. Sin embargo mi mayor problema a la hora de aceptar meterle en el grupo no está tanto en él, si no en que la mayoría de las personas lo hacen por contraponerle a Barney como la verdadera buena opción, asegurando que Ted no acepta a Robin tal y como es y por lo que quiere mientras que Barney sí, y por más que me gusten Barney y Robin juntos, la verdad es que Barney acepta a Robin porque es igual que él, por eso le gusta. Para él no supone grandes cambios en su vida aceptarla dentro, y los que supone no son diferentes a los que enfrentará ella, y al final se ve que en cuanto la vida de Robin choca con la suya, Barney es incapaz de ceder.

How I Met Your Mother: 10 detalles de la relación de Ted y Robin que no  serían aceptados hoy | FAMA | MAG.

Pero aquí hemos venido a hablar de Ted y su inclusión en “la tropa de los chicos buenos”. Y es que, a pesar de mis discrepancias, es un hecho que Ted está elaborado para ser la alternativa “decente” en contrapuesta a Barney. Ted, como pasaba con Ross, es educado, amable, supuestamente maduro, quiere una relación seria y no le teme al amor. Todo lo contrario a Barney (bueno, educado y amable si le considero). Barney está hecho para que tú veas a alguien con quien no estar, y Ted justo lo contrario (recordemos de nuevo, porque aquí es importante, que la historia la cuenta Ted). Pero al final ambos acaban teniendo malas actitudes. Ambos fueron infieles, ambos han jugado con las mujeres, ambos se han metido en relaciones que sabían tóxicas y aún así han seguido hacia delante. En verdad Ted y Barney no son tan diferentes en sus acciones, lo que les diferencia, supuestamente, son sus ideales, o más bien dicho, sus planes de futuro. Mientras Ted dice querer sentar la cabeza, Barney se dedica literalmente a engañar a mujeres, pero lo cierto es que al final acaban asemejándose más de lo que creen. Aquí quien es realmente el chico bueno es Marshal, que si me parece, en general, un ejemplo de personaje masculino “bueno” bien construido. Ted y Barney, salvando las distancias, no dejan de ser dos caras de la misma moneda.

Grey's Anatomy: ¿Sabías qué la MUERTE de George O'Malley se REVELÓ desde el  capítulo 1? | El Heraldo de México

Por último, al menos en esta entrada, voy a hablar de un personaje del cual no había caido tanto en su pertenencia a este grupo hasta que empecé a ver la serie de nuevo, y estoy hablando de George O’Malley en Anatomía de Grey.
Al inicio de la serie te presentan, dentro del grupo de internos, a dos personajes masculinos que aparentemente se contraponen, por un lado Alex Karev, el capullo de manual, es egocéntrico, narcisista, trata mal a las mujeres y en general a todo el mundo, piensa en él y solo en él, y por el otro lado tenemos a George, el dulce chico que no ha roto un plato, y que además tiene esa apariencia, amigo de las mujeres, amable y atento. Es descarado como están ambos creados para ser opuestos. Pero viendo la serie con atención te das cuenta que no son tan opuestos, ósea Alex sigue siendo un capullo – con un buen desarrollo de personaje, de ahí que sea de mis favoritos – pero George queda lejos de ser un “chico bueno·”.
A pesar de ser presentado como una alternativa al machismo de Alex, la realidad es que sus actitudes son bastante misóginas. Primero porque es un tipo extremadamente inseguro, lo cual hace que se agarre a lo que sea para suplir esas inseguridades, desde querer actuar como Alex a tratar mal a sus amigas por tratarle como un amigo más (ya sabéis, las malvadas mujeres que te meten en la friendzone).
Pero veamos casos concretos. Cuando sale con la enfermera (Olivia) e Izzie le dice que esa chica le ha podido pegar una ETS, él enseguida lo niega porque “Olivia no es esa clase de chica” “Olivia no es una zorra”. Asocia el hecho de haber tenido vida sexual antes de él como sinónimo de guarra. Además se ofende constantemente si dicen que es gay (por cierto una trama muy tonta), y está obsesionado con demostrar que es un hombre muy hombre. En un capítulo Izzie le pide que al hacer la compra para el piso (bueno, la casa) le compré compresas, a lo que él responde que no puede porque es un hombre y no sabe de esas cosas de chicas. Todo el episodio es él dejando claro que no va a comprar las compresas y que ni siquiera quiere hablar de ello en público. Por el amor bendito, que son compresas y tus compañeras de piso las necesitan. Nadie en el mundo va a pensar que son tuyas, y si así fuera ¿Qué más da? Pero claro, no vaya a ser que por comprar unas compresas la gente piense que eres menos hombre.

George O'malley and Izzie Stevens greys anatomy | Derek anatomia de grey,  Anatomía de grey, Grey's anatomy

Por supuesto no le falta su mujer objeto a la que adorar en silencio, véase Meredith. Se enamora enchocha con ella aunque no hace nada al respecto, esperando sin embargo algo a cambio. Ya sabes, es el chico bueno. Se medio acuestan y en pleno acto ella se pone a llorar y para. Ella estaba mal por Derek, y vale, claramente él no se dio cuenta, no le voy a matar por ello, pero coge un enfado ante esto que no es ni medio normal. Pero lo peor llega cuando tras este incidente empieza a salir con Callie. George, el chico bueno de la historia, trata a Callie como basura.
La relación en sí ya es bastante absurda, él se agarra a ella como alternativa a Meredith y ella no se muy bien que ve en él, es un poco complejo de salvadora, le ve indefenso y es como si tuviera que rescatarle. Van a marchas forzadas, se casan muy rápido y apenas tienen conexión y confianza. Finalmente George la engaña con Izzie – tanto lío para que al final esta relación tampoco fuese a ninguna parte. Pero lo peor no es la infidelidad en sí – recordemos además que desgraciadamente no es la única pareja de Callie que le es infiel – si no su actitud con Callie incluso antes de la infidelidad. Cuando en una de sus peleas Callie le dice que Izzie le desea y por eso critica su matrimonio, él, ni corto ni perezoso, le dice “Ella es Izzie, es rubia, es una supermodelo, y yo soy George” dejando claro que una chica como Izzie está fuera de su alcance, a lo que Callie, muy acertadamente, le responde “¿y yo si estoy a tu altura?“. En toda esta conversación él, quien va de dulce y de bueno, menosprecia a la mujer con quien se ha casado.
Por tanto, este buen chico es bastante machista, juzga a las mujeres por sus relaciones, menosprecia a unas en favor de otras por su físico, va de amable cuando luego con otros tíos hace acopio de actitudes bastante misóginas, y todo con cara de corderito degollado.

Ejemplos como estos hay muchos más, pero he hablado de los que más conozco. No se si exactamente viene de un intento intencionado de vendernos mal a un chico supuestamente bueno, o no deja de ser más de una prueba más de la visión equivocada que tenemos de las relaciones. Seguramente está entrada tenga más partes conforme vaya encontrando más casos. Por ahora esto es todo.

Un saludo, ¡y hasta la próxima entrada!

Relato en 5 líneas – Abril

Hola hola queridos lectores.

Aquí vengo una semana más con el reto en 5 líneas de Adella Brac. Podéis ver mis relatos de meses anteriores en este Blog, en la categoría de “Relatos en 5 líneas”. Aquí tenéis el del mes de abril, con las palabras Aquella, malo, fuerza.

Amaia miraba fijamente a su madre. Sabía que algo malo estaba pasando. Aquella situación no era normal, la llegada al hospital sólo fue la confirmación a sus temores. Su madre estaba en una cama, con cara de agotada, sosteniendo algo entre sus brazos. Amaia cogió fuerza y se acercó, dispuesta a conocer al ser causante de tanto daño. Por fin su apariencia tomaba forma. Ya tenía curiosidad por saber como era aquello a lo que todos llamaban hermanito.

Un saludo, ¡y hasta la próxima entrada!

Relato en 5 líneas – Marzo

Hola hola queridos lectores.

Aquí vengo de nuevo con el Reto en 5 líneas propuesto en el blog de Adella Brac, del cual ya os hablé en anteriores entradas.

Las palabras para el mes de febrero son: Bien, seres y cerebro. Aquí tenéis mi relato, espero que os guste.

No había pruebas de que aquellos seres tuvieran cerebro, o al menos, que supieran usarlo. Si bien ellos alardeaban de su inteligencia, sus acciones demostraban lo contrario. Las noticias que nos habían llegado hablaban de una raza superior, pero sin duda tendremos que dar media vuelta y seguir buscando. Nada importante hemos sacado de nuestro viaje a la Tierra, será mejor volver a nuestra Galaxia. Esos humanos han resultado una completa decepción.

Un saludo, ¡ y hasta la próxima entrada!

Opositora Entre Nubes | Preparándome con Magister

Hola hola queridos lectores.

Estoy de vuelta para seguir actualizando mi proceso de oposición. Esto sigue siendo un no parar de cambios, tareas y mil cosas en la cabeza (sobre todo esto último). Siempre se me ocurre una idea nueva o una tarea nueva que añadir, es como si el montón nunca bajase. Pero hoy no vengo a contaros eso, si no que vengo a hablaros y daros mi opinión de la academia con la que me estoy preparando las oposiciones.

Bueno yo empecé a prepararme las oposiciones a maestra de infantil en octubre, y tras mucho mirar, llamadas, comparación de precios, ofertas, calidad, al final me decanté por Magister. Yo he hecho con ellos 4 cursos homologados, y la verdad, te mandan el material, te lo lees y luego haces un test que puedes repetir tantas veces como quieras. Eso para un curso homologado pase, pero no me daba confianza para prepararme algo tan gordo como la Oposición. Además el material de esos cursos a veces dejaba bastante que desear, frases extremadamente largas que al final no dicen nada, muchas faltas de ortografía, mucha paja metida solo para rellenar… No se, no me incitaba a seguir, pero se que mucha gente lo ha hecho por alli, y mal que bien muchos se han sacado la plaza. Además en aquel momento yo estaba sin trabajo, pero todo parecía indicar que si encontraba algo sería por la tarde y magister, era la que por aquel momento me ofrecía algo por la mañana a un precio asequible, asi que ali fui (aunque al final las cosas cambiaron, y trabajo por la mañana y voy a clase por la tarde).

Lo primero que tengo que decir es que la preparación de las oposiciones no es como los cursos homologados, aquí hay un compromiso y un querer hacer, especialmente por parte de las docentes, pero como todo en esta vida, tienes sus pros y sus contras, y ahora os hablaré un poco de ellos.

Entre las cosas buenas, y quizá la mejor, estarían las profesoras. Yo tengo tres profesoras, dos para temario y supuestos prácticos, y una para la programación. Me gusta mucho como explican, para ser 4 horas de clase prácticamente seguidas, la verdad es que lo hacen muy ameno, se nota que saben del tema y te ayudan en lo que necesites. Muchas veces me he leído un tema del que no entendía nada y con su explicación logré entenderlo. No es lo típico de llegar y leer el PowerPoint, se nota que saben lo que están dando y que saben mucho sobre ello. ¿Una pega? Que al tener dos profesoras para temario y supuestos, a veces, en lo que respecta a los supuestos, me dan ideas contradictorias, y no se por cual guiarme. Ya se que cada profesor tendrá sus métodos, y al final a la oposición llegamos cada uno de preparador diferente, pero que en la misma academia un día me den unas directrices y otro día otras, me confunde bastante. No son grandes cosas, pero en algo que te tiene tan nerviosa, cualquier desajuste ya te desespera.

La comunicación es fluida, quiero decir, tenemos habilitado un Moodle y ahí nos cuelgan lo dado en la clase, colgamos nuestros trabajos e incluso podemos comunicarnos con ellas. Otro punto a favor, es que las clases se graban – al menos en mi modalidad – y pueden darse online o presencial (aunque yo esté en modalidad presencial), algo que en los tiempos que corren es una ventaja. Las clases grabadas son de gran ayuda, porque si tienes dudas o algo no te quedo claro puedes ir a ellas y ver lo que distéis (o si te la has perdido).

Algo que, sin embargo, llevo muy mal, es la entrega de material. Según tengo entendido, antes del COVID, allí mismo te daban cada mes una carpeta con los temas, supuestos, y demás cosas que fueras a dar en dicho mes. Ahora esa carpeta, por el tema del contacto, te la mandan por correo, que ahora que lo pienso no se si tiene sentido. Se que se supone que los protocolos hacen que tu paquete llegue “limpio”, pero en verdad está teniendo más trayecto que si fuera en mano directamente, pero bueno, yo lo acepto, lo que no soporto es que llegué siempre cuando ya ha entrado el me. Muchas veces tenemos tareas para ese primera clase del mes que no podemos hacer porque la carpeta no ha llegado. No tarda mucho, cuatro días a lo sumo, como mucho una semana, pero no le veo sentido a tener tareas que no podemos realizar por no tener la carpeta. Tendría más sentido que llegase a final del mes anterior. Reconozco que tras varios meses así, es algo que me saca de quicio.

Unido a esto, hay otro problema. Como ya he dicho, cada semana tenemos una profesora, y al principio saber quien te iba a tocar la semana siguiente era fácil, el orden era siempre el mismo o te lo decían ellas, y si había algún cambio solían avisarte con tiempo, pero últimamente esto no está cumpliéndose. Empezaron a poner la “agenda mensual” en el moddle, y lo entrecomillo porque realmente la ponen semanalmente, muchas veces apenas un íia antes de la clase, y en más de una ocasión resulta que no toca la profesora que se suponía que tocaba, y la verdad, que si te organizas semana a semana puede resultar un lio y a veces ni siquiera tienes listo lo que se supone que toca hacer.

Dentro de esas carpetas, como ya he dicho, viene el temario, los supuestos, la programación de la edad que hayas elegido, y teoría tanto de los supuestos, como de la programación y las unidades.

El temario parece completo, he visto algún fallo de los que os hablaba antes, pero nada comparado con los cursos, y en general se nota que no hay cosas solo por haber, que lo que hay es importante. No se si será el mejor temario, pero en general me resulta asequible de entender. Además viene con un resumen y el esquema, para que puedas guiarte, o incluso usarlo si quieres.

En el caso de los supuestos, hacemos unos 4 al mes. Primero te dan el enunciado, y al mes siguiente la respuesta, aunque ya lo habremos corregido en clase. Los supuestos al final son más práctica que otra cosa, pero algo que si noté es que no nos explicaron los diferentes enfoques antes de hacerlos, y yo creo que una breve explicación habría sido de ayuda. Sobre el tercer mes una de las profesoras lo explicó, lo cual sirvió de bastante ayuda.

La programación que te dan me parece algo mala. Hay aspectos útiles, pero hay aspectos, como los contenidos transversales, que la verdad no haber puesto nada casi me habría ayudado lo mismo. Para guiarte esta bien, pero poco más.

Así que a modo de resumen,
Pros
– Buenas profesoras
– El moddle
– Clases online y presenciales
– Clases grabadas
– Una gama amplia de información (temas, supuestos, teoría…)
– Opción de hacer simulacros de examen trimestrales

Contras
– Información que a veces se contradice
– La carpeta mensual llega tarde
– La programación de ejemplo podría ser mejor
– El horario mensual más que ayudar hace lo contrario.

Aún no se que haré el año que viene, si seguiré con Magister o iré a un preparador, dependerá de muchos factores, pero al menos Magister ha cumplido en lo que más me preocupaba, formarme para la oposición debidamente. Me daba miedo que las profesoras no fueran buenas, y todo lo contrario, sin duda tiene a buen personal y eso se nota. Estoy contenta, aunque si que hay cosas que cambiaría.

Y hasta aquí la entrada de hoy. Ya sabéis que tenéis la sección de comentarios disponibles, así que si conocéis esta academia o cualquier otra, no dudéis en compartir vuestras opiniones.

Un saludo, ¡y hasta la próxima entrada!